sábado, 19 de julio de 2008

“De lunes a viernes hacen la plancha”


Durísimas declaraciones del Concejal en referencia a los dirigentes gremiales de la Municipalidad de Funes. Horacio Rímini fustigó a los dirigentes del sindicato municipal luego de las críticas que recibió la semana pasada en El Diario de Funes. “La Gestión de Jorge Zavatti deja mucho que desear” disparó el edil. “Quizás con el tiempo aprenda”.

El Diario de Funes
Por Pablo Fornero
pfornero@eldiariodefunes.com

La semana pasada el secretario general de la Asociación del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (ASOEM), Jorge Zavatti, fustigó al concejal oficialista Horacio Rímini. Entre otras acusaciones, el sindicalista afirmó que "la gente sabe quien es el concejal Rímini, las cosas que dice y las cosas que hace", por lo que "no es para darle mucho mérito" a lo que dice. El gremialista agregó que al hermano del intendente se lo suele ver "muy seguido por la municipalidad porque vive más ahí que en el Concejo", por lo que "parece que siguiera de funcionario". También, que en el Concejo "hace poco y nada".

La respuesta del edil radical no se hizo esperar y, con una dureza similar, criticó a Zavatti y a su gestión dentro del sindicato.

"La gente sabe quién es el sindicalista Zavatti, qué es lo que hace y qué es lo que dice. Lo que hace, por lo que yo veo, es hablar de fútbol", fue el primero de los numerosos reproches que efectuó Rímini.

A criterio del concejal la gestión de Zavatti "deja mucho que desear". A pesar de que en la asociación hay nuevas autoridades, el gremialista "fue incapaz de instrumentar políticas de líneas de crédito, de crear líneas de adquisición de electrodomésticos como se hacía en el pasado, de crear líneas para la adquisición de alimentos como le fue propuesto por algún supermercado en su momento y fue incapaz de generar un panteón municipal", apuntó el ex secretario de Gobierno.

Por esos motivos, de acuerdo al análisis de Rímini, "los empleados han tenido que tomar créditos en algunas instituciones mutuales o con tarjetas de créditos que son mucho más engorrosas, con intereses más caros, lo que ha generado en algunos casos embargos".

"He contabilizado, en base a información que he pedido, alrededor de 40 embargos en el personal municipal que se pudieron haber evitado. Ha privilegiado la tercerización de los servicios en vez de ejercerlos a través del sindicato, que tiene una muy buena recaudación", aseguró el edil radical.

Según los cálculos de Rímini, ASOEM recauda 360 mil pesos anuales, "el mismo presupuesto que tiene el Concejo municipal con la diferencia de que el cuerpo legislativo tiene un ahorro de veinte, treinta mil pesos".

"Ese monto se desglosa de un aporte que hace el personal, creo que del dos por ciento del básico. El destino que se le da, de acuerdo a la información, es un porcentaje importante, diecisiete, dieciocho mil pesos, van dirigidos a terceros porque es mucho más cómodo cerrar un contrato con una empresa que hacerlo por motus propio". El resto de la suma "va distribuido a ASOEM y otros puntos van destinados a los aportes que se hace a la Festram y organismos dependientes de la Festram, lo que da la suma de trece mil pesos más. Treinta mil por doce suman trescientos sesenta mil".

La ley 2.756 plantea que en ciudades de segunda categoría, como Funes, dos empleados pueden contar con goce de licencia sindical, pero a Rímini eso le parece "una redundancia y una falta de respeto". Además, describió que hay "un tercero que no la tiene, pero pareciera que la tiene y que recorre los pasillos hablando por el celular".

"Cuando necesitamos un maquinista, trabajan de sindicalista; cuando necesitamos un electricista trabajan de sindicalista. Por la tarde, algunos trabajan de maquinista y otro de electricista. Y los sábados trabajan. De lunes a viernes hacen la plancha", deslizó el concejal del Frente Progresista Cívico y Social, en una clara referencia a los máximos dirigentes de la entidad.

"Quizás, con el tiempo, Zavatti aprenda lo que tiene que aprender: a ser un buen sindicalista. El sindicalista no debe ser un político y debe defender los derechos de los trabajadores y no lo de los gobiernos de turno", añadió el edil.

Finalmente, Rímini sostuvo que "las verdades se dicen de frente, no entre líneas. Se dicen y se acabó y hay que pagar las consecuencias de las cosas que se dicen".

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Este concejal solo sabe hablar,ataca a los trabajadores y ahora también a quienes los representan. Se olvida de su hermano que cuando necesitamos un intendente trabaja de médico y cuando necesitamos un médico trabaja de intendente. Por lo que se puede apreciar ya nadie vive con un solo sueldo.

el enano marra-cinico dijo...

Horacio toda su vida hizo la plancha o alguna vez alguien lo ha visto trabajando????

Anónimo dijo...

no entiendo..lo q se dice del intendente..si el trabaja el horario q corresponde intendente y su horario libre de medico ¿cual es el problema?..cientos de empleados de la muni hacen los mismo,

Anónimo dijo...

El que dice que esta mal tener dos trabajos es horacio rimini, quien se olvida que su hermano intendente hace lo mismo que critica. Lo que pasa es que horacio nunca trabajo y solo fue un mantenido, nadie lo voto siempre fue furgón de cola.

ElCurioso dijo...

Lo que Horacio Rímini plantea en la nota es claro.

De lunes a viernes, en horario "laboral" hacen la plancha, o sea, laburan de sindicalista.

Cuando no están en la municipalidad, o sea en sus ratos libres, laburan de sus respectivos oficios por su propia cuenta.

Yo creo que ambas partes tienen sus trapitos para esconder. No son ningunos santos, ni "Los Rimini" ni los sindicalistas truchos estos.

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com